La pandemia de coronavirus ha hecho que nuestra interacción con el mundo se haya visto modificada: toda precaución es poca para evitar infectarnos y una pequeña empresa de productos paramédicos llamada StatGear ha creado un producto que minimiza los riesgos de contagio en la vida diaria. Tanto dentro de casa, pero sobre todo en las actividades fuera de ésta.

Hablamos de Hygiene Hand, un llavero fabricado en latón que permite minimizar el contacto con «superficies compartidas». Debido a su diseño, es posible usarlo como sustituto del dedo de nuestra mano en superficies táctiles compartidas (como los son: cajeros automáticos, botones de elevadores, timbres, apagadores de luces, etc. ) y también de nuestra propia mano, a la hora de abrir algunos tipos de puertas.

La relevancia de este llavero radica en su diseño, pero también el material con el que se fabrica, el latón, que tiene una particularidad notable: es inherentemente antimicrobiano, lo que permite que las bacterias no puedan sobrevivir en dicha superficie. Este material es una aleación de cobre —que durante años se usó de forma masiva en hospitales precisamente por esa propiedad— y zinc, la mejor elección para un producto de este tipo.

El creador de la Hygiene Hand ha iniciado una campaña en Kickstarter que ha generado mucho interés: más de 11 mil  patrocinadores han aportado cerca de 600mil dólares para encargar estos llaveros, que cuestan $25 dólares y que ya se comienzan a enviar a través de la compra online en su sitio web.

Hygiene Hand

Con este producto no se pretende garantizar que no existe la posibilidad de contagio, sino simplemente minimizar en mucho, el contacto con superficies que tocan muchsa personas a lo largo de un día, y que por lo tanto, podrían ser fuente de contagio. No se pasa de largo que lo más adecuado es limpiar el llavero después de usarlo en cuanto sea posible y que tanto el distanciamiento social como lavarse las manos, son las medidas que siguen siendo imprescindibles para evitar más riesgos entre la población.

Impresiones 3D a favor de la salud

Han surgido de hecho algunos proyectos más de este tipo en las últimas semanas. El llavero-gancho Virus Hook, también financiado a través de Kickstarter, el cual está pensado, incluso como abrebotellas y fabricado en cobre al 100%. Las ideas para evitar contacto con superficies compartida, ha provocado también una serie de creaciones originales para ser impresas en 3D. El diseño del dispositivo es ergonómico para adaptarse a la mano. Estas impresiones en 3D, cuentan con un gancho para la apertura de puertas, 3 dientes redondeados para poder pulsar botones o teclados y una ranura para insertar una llave.

Sin embargo, los materiales plásticos no ofrecen las mismas garantías que las otras soluciones elaboradas en metal, sin embargo, plantean curiosas alternativas para abrir las puertas con ganchos, como el llamado «The Distancer» que está pensado además para los trabajadores utilizan tarjeta de identificación para ingresar a su lugar de trabajo. RevistaBlack

Comments are closed.